Imagen Obtenida De Larazon.es

AdQualis analiza la importancia de la compensación laboral en La Razón

Para las marcas empleadoras la compensación laboral es una variable que no pasa desapercibida por los directivos y profesionales de los recursos humanos, es un factor indispensable para competir en el mercado laboral. Las políticas retributivas, pero, sobre todo, el intercambio de otros intangibles como el reconocimiento del empleado, son motores imprescindibles para garantizar el bienestar de los equipos. Precisamente sobre ello escribe la periodista Rosa Carvajal en un reportaje publicado en el diario La Razón para el que se ha puesto en contacto con diferentes líderes en el sector que han reflexionado sobre el tema desde sus diferentes áreas de expertise. Entre ellos, ha participado Neus Antón, socia y general manager de AdQualis Executive Search Madrid.

Para Antón, quien cuenta con una amplia experiencia en el sector, el sistema de retribución anteriormente no trataba a todos los empleados por igual y eso acababa siendo perjudicial tanto para las empresas como para sus trabajadores. El problema principal, según la socia y “general manager” de AdQualis, es que “en el pasado, en ocasiones se realizaban incorporaciones de perfiles de alto potencial a través de incrementos salariales muy significativos, lo que generaba una sensación de injusticia y frustración entre aquellas personas del equipo que desarrollaban el mismo trabajo por un salario inferior.”

¿Cuál es el proceder adecuado para asegurar el bienestar de los empleados?

Hoy en día y acorde a Antón, las compañías utilizan unos “estándares salariales previamente diseñados para cada posición, que proporcionan el equilibrio necesario para garantizar el bienestar del empleado”. Y es que, según concluye, “una compensación no equitativa de los equipos puede repercutir negativamente en las compañías, generando un cierto malestar y desconfianza entre los profesionales.”

Así, un reparto equitativo de la remuneración económica de los empleados se erige como una de las prioridades principales de aquellas empresas que busquen el bienestar de sus empleados. Sin embargo, el dinero no lo es todo. Según un estudio publicado Proceedings of the National Academy of Science (PNAS), en Estados Unidos, el sueldo es una variable que afecta de forma directa el nivel de satisfacción del empleado pero también existe otra más subjetiva; el equilibrio de las experiencias emocionales vividas durante la jornada laboral.

Así, tanto lo tangible -es decir, una retribución económica acorde a cada posición-, como lo intangible -proporcionar opciones que permitan equilibrar la balanza entre los momentos de estrés y de satisfacción junto a otras compensaciones como la posibilidad de progresión de la carrera- son elementos clave para asegurar la felicidad del empleado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad