#BigData La búsqueda del algoritmo del talento

Algunas multinacionales que manejan una gran cantidad de datos internos y miles de empleados ya aplican el uso del Big Data en sus plantillas. Es un fenómeno conocido como “analítica de personas” y proporciona datos para medir variables como el nivel de implicación, el compromiso y el talento de los trabajadores.

Big Data: La búsqueda del algoritmo del talento de AdQualis en «L’Econòmic«

Esteve Sabaté, socio y CTO de AdQualis HR Apps, firma un artículo de opinión publicado por el diario L’Econòmic sobre esta relevante revolución tecnológica de los recursos humanos.

La pieza destaca la necesidad de adoptar una postura predictiva para evitar reacciones forzadas como pilar fundamental para la estrategia empresarial. También indica que el 71% de los directores generales ven en sus colaboradores el activo más vinculado a los buenos resultados económicos.

Por  último, Sabaté comenta que la tendencia se está implantando en España y que, pese a las suspicacias que puede despertar, un uso ético y humano de esta funcionalidad la convertirá en imprescindible a nivel mundial.

Aquí tenemos el artículo completo traducido al castellano:

Big Data: La búsqueda del algoritmo del talento

Durante el Mundial de Fútbol del 2014, la selección alemana incluyó un nuevo técnico a su staff: un analista de datos. No sabemos si fue gracias a este fichaje que acabaron llevándose la preciada copa, pero cada vez son más los equipos que analizan las variables que afectan el rendimiento de sus jugadores.

el algoritmo del talento, Big Data. AdQualis Human Results

Fuente: Lluís Romero – L’Econòmic – El Punt Avui

A las estadísticas sobre goles, pases o faltas se ha incorporado el uso de GPS que analiza variables primarias como la velocidad, la aceleración o los impactos recibidos. El objetivo es prevenir las lesiones y optimizar el rendimiento de los jugadores durante las largas temporadas.

La partida más elevada de los presupuestos de los equipos de primera división es la de salarios que, en algunos casos, puede representar hasta el 61% del total de los gastos.

Estos clubes han descubierto que el activo más importante son sus jugadores y el rendimiento que obtienen de ellos.

¿Existe alguna razón para pensar que en el mundo empresarial es diferente? ¿No quieren las empresas sacar el mejor de sus empleados para obtener resultados óptimos?

La pregunta consecuente es si las empresas disponen de sistemas como los GPS deportivos para medir la implicación, compromiso, motivación, talento y elasticidad de sus colaboradores. Sí. Las empresas disponen de Big Data para identificar patrones recurrentes entre los centenares de datos que disponen de sus empleados. Si empaquetamos esta información con evaluaciones de desarrollo, planes de carrera, encuestas de clima y la interactividad en portales colaboradores y otras herramientas, se dispone de una magnífica visión individualizada de cada uno de los empleados para poder prevenir y optimizar su rendimiento.

La mina de oro está en el cruce de esta información.

Empresas multinacionales con gran cantidad de datos internos y miles de empleados ya están aplicando el uso del Big Data a sus plantillas. Es el caso de IBM, que cruzó su base de datos de empleados con la evolución de ventas de ámbito internacional para detectar qué tipo de perfiles necesitarán en cada país a largo plazo.

Uno de los principales mandamientos de la estrategia empresarial es adoptar una postura predictiva para evitar reacciones forzadas. Según Harvard Business Review, un 71% de los directores generales ven en sus colaboradores el activo más vinculado a unos buenos resultados económicos. Ante las cifras, es evidente la importancia de predecir y actuar sobre un factor tan variable como el de los recursos.

Esta tendencia está llegando a nuestra casa. De momento, sólo las tres grandes compañías están interesadas a invertir en el Big Data de las personas pero, muy pronto, debido a la democratización de las tecnologías, será también un must para las PYMEs.

Es lógico que la posibilidad tecnológica de analizar científicamente el comportamiento de las personas despierte suspicacias. Es aquí donde entra el papel de la ética en los negocios, donde se valore más el humano que el recurso. La analítica de datos es sólo esto: analítica, el uso que se le dé puede convertirse en un motivo de ejemplaridad o de oprobio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad