EL FUTURO DEL TRABAJO en la era digital #Adqualisrecomienda

Hoy tratamos el futuro del trabajo. Para la mayoría de personas que se encuentran en búsqueda activa de empleo, las próximas líneas son carne de ataques de ansiedad. Recientemente la agencia de noticias estadounidense Associated Press anunció que iba a empezar a utilizar un servicio de escritura automatizado para cubrir más de 10.000 partidos de baseball de ligas menores al año.

Este hecho pone de manifiesto la llegada de una importante revolución: las nuevas tecnologías cambiarán profesiones de todo tipo. Derecho, periodismo, medicina, servicios financieros… pocos sectores resultan inmunes. Pero ¿hemos llegado a una época de pérdida de empleo irreversible?

Para esclarecer un poco el asunto, hoy os recomendamos este interesante artículo de la Universidad de Wharton que reflexiona sobre esta imparable tendencia.

El futuro del trabajo en la era digital

Empleos que se evaporan

La inteligencia artificial amenaza con convertir en obsoletos un gran número de empleos. Ni siquiera las industrias creativas, que necesitan personal con un amplio conocimiento y cualidades muy humanas, están fuera de peligro. No obstante, aunque los expertos reconocen que la digitalización desplazará ciertos tipos de trabajos, también garantizan que, el hecho de que nos libere del trabajo pesado, nos llevará a su vez a inventar nuevos puestos.

el futuro del trabajo es digital / AdQualis Human Results

Imagen: Pixabay

Cubrir el déficit de habilidades

Cada vez que el tema de la transformación digital sale a la luz, uno de los principales focos de debate es si las universidades y centros de formación están preparando correctamente a las nuevas generaciones para los empleos del futuro. Pero lo cierto es que en esta transición de conocimiento, las empresas también juegan un papel fundamental puesto que son las que conocen qué tipo de trabajos ofrecen y cómo estos están mutando. Por eso, el artículo de Wharton pone de manifiesto que los programas de formación dentro de las compañías y la colaboración entre empresas y centros formativos se convertirán en uno de los pilares fundamentales en el futuro.

¿De dónde vendrán los nuevos trabajos?

Sin duda, uno de los mayores retos que tenemos por delante es la creación de empleos que hasta ahora no existían. En este contexto, la oleada de empresas de nueva creación que generan los viveros de start-ups supone una importante oportunidad. A pesar de que una gran empresa con capacidad para abrir 2.000 puestos de trabajo pueda resultar más atractiva, los 5 o 10 empleados que necesita una start-up no son menos importantes y, como no se trata de puestos re-localizados, a la larga pueden tener un importante impacto.

En resumen, si una cosa está clara, es que la revolución digital ha llegado para quedarse y debemos intentar adaptarnos a este futuro del trabajo de la mejor manera posible. Sin embargo, tal y como transmite el artículo de Wharton, no debemos ser alarmistas. La sociedad vive en un constante cambio, y sobrevive: ¿o acaso el mundo laboral era igual en los años cincuenta que en la actualidad?

Fuentes:  Wharton University of Pennsylvania.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad