¿Conoces los desafíos de la Hiperespecialización? #AdQualisRecomienda

Adam Smith no se equivocó cuando años atrás predijo que la división del trabajo se convertiría en el modus operandi por antonomasia de las empresas. En la actualidad la hiperespecialización es una tendencia en auge que, a pesar de aportar múltiples beneficios como la reducción de costes, la eficiencia, la flexibilidad y la calidad, también presenta algunas complicaciones. Hoy recomendamos este artículo del Harvard Business Review en el que se comentan algunos desafíos de la hiperespecialización desde el punto de vista directivo.

  1. ADAPTACIÓN A LOS CAMBIOS

La hiperespecialización tiende a remodelar las empresas y, por consiguiente, algunas categorías de trabajo y procesos pueden llegar a sufrir grandes modificaciones. El equipo directivo debe tener una gran capacidad de reacción para trasladar los cambios a los trabajadores de forma rápida y eficiente.

  1. SELECCIÓN DE EMPLEADOS CON CONOCIMIENTOS ESPECÍFICOS

Es indispensable que los directivos sean capaces de seleccionar el mejor talento para llevar a cabo las tareas requeridas. Teniendo en cuenta que dichas tareas son muy concretas, resulta muy complicado evaluar la valía de los candidatos de forma convencional como, por ejemplo, valorando un CV, por lo que es indispensable pedir credenciales.

  1. CONTROL DE CALIDAD

¿CONOCES LOS DESAFÍOS DE LA HIPERESPECIALIZACIÓN?

Imagen: Pixabay

Verificar la calidad de cada una de las tareas realizadas por distintos empleados puede resultar muy complicado. Por este motivo, en la actualidad existen empresas que asignan una misma tarea a varios expertos de forma simultánea para poder contrastar los resultados.

  1. INTEGRACIÓN

Uno de los mayores retos es, sin duda, unir las distintas piezas del puzzle y lograr que el conjunto sea coherente. Para ello, los directivos deben establecer una metodología muy rigurosa a fin de que los empleados trabajen de forma homogénea.

 

A modo de conclusión, este artículo hace hincapié en los desafíos de la hiperespecialización ya que, a pesar de los innumerables beneficios de esta tendencia, no es oro todo lo que reluce.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad