Byzness 2

Los retos en la gestión de portales del empleado

Cristóbal Malet General Manager en Integrho ha analizado para Byzness, el portal económico de El Periódico, las funcionalidades y retos a los que se enfrenta el portal del empleado.

Para Malet, el Portal del Empleado es una herramienta que tiene tantas posibilidades como la organización precise. «En Integrho ofrecemos un despliegue de posibilidades amplísimo, pero son las organizaciones las que al final apuestan por unas u otras funcionalidades».

Los Portales del Empleado pueden llevar a cabo cualquier ámbito que esté dentro de las funciones de los Recursos Humanos: desde hacer solicitudes de cambio de datos, modificaciones de currículum, peticiones de vacaciones, dar acceso a la nómina, a la información de la renta, gestionar ERTEs o solicitudes de baja… hasta pedir cambios en los uniformes.

No obstante, lo que más esfuerzo requiere en las empresas es la gestión del workflow. Es decir, el camino por el que tienen que pasar las informaciones y la reposición de cierta documentación, además de las autorizaciones requeridas. Por ello es necesario que las organizaciones protocolicen estas gestiones, y aquí es donde el proceso se suele ralentizar.

En términos generales no son muchas las empresas del entramado empresarial nacional que cuentan con los recursos adecuados para afrontar una situación así. Pero si algo tienen las crisis es que ayudan a implementar herramientas que hasta en ese momento no se han visualizado como necesarias, y que estaban en el cajón de proyectos pendientes.

Por ello, en estos momentos de confinamiento tener acceso al Portal del Empleado es importante ya que el teletrabajo necesita de coordinación. Y el Portal del Empleado puede ser una de las herramientas o incluso la base para esta coordinación.  

Muchas de las compañías están aprovechando este momento, con sus empleados en casa, para potenciar su Portal del Empleado como medio de comunicación interno y para ofrecerles formación ligada a sus perfiles. Formación, solicitudes y aprobaciones pueden hacerse fácil y rápidamente a través del Portal del Empleado.

Evidentemente, esta herramienta también sirve para solicitar vacaciones, visualizar nóminas y contratos, además de evaluaciones de talento y desempeño de los empleados. Por tanto, es una herramienta administrativa de base imprescindible para la relación empresa-empleado y viceversa. Aquí es donde se gana la batalla de la productividad, al simplificar y acortar muchos de los procesos propios del departamento.

Cristóbal Malet apunta que el principal reto futuro de los Portales del Empleado es la evolución de los procesos para que las áreas de Personas pasen de administrar personas a gestionarlas. Los empleados demandan más a las empresas y a los responsables de Personas para poder desarrollar una buena labor, con planes de carrera y buenas herramientas.  

Además, las nuevas generaciones valoran mucho más el employer branding y los valores sobre los que cada compañía desarrolla su trabajo, son nuevas funciones que el departamento de Personas necesita trabajar y necesita tiempo para ello, delegando parte de las funciones más administrativas al Portal del Empleado.

Hace 25 años sólo hablábamos de nóminas. Esto ahora es lo de menos. El Portal del Empleado no sólo es una herramienta de coordinación de procesos, también de nexo de unión para alcanzar un objetivo común. Ayuda a construir una cultura corporativa.

Qué duda cabe que esta situación nos va a hacer reflexionar a todos, tanto personal como profesionalmente.

Imagen: Byzness – Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad