Las mejores estrategias fracasan si el equipo no está preparado

Miquel-Àngel Garcia es Director General Regional del Sur de Europa de Olympus y ganador del premio AQ Awards al General Manager más distinguido por su implicación con las personas. Valorado por su equipo como una persona estratégica, profesional, exigente y proactiva, Miquel-Àngel cuenta con un largo recorrido en la compañía, a la que se incorporó en 2001. Repasamos con él la exitosa trayectoria de Olympus y su visión sobre el papel de los equipos directivos en la estrategia de personas.

El sector tecnológico vive una evidente revolución. ¿Qué perfiles profesionales son los más buscados por Olympus?

Los perfiles en el área de ventas en la división de Medicina son los más demandados debido al fuerte crecimiento en esta división. Actualmente estamos apostando por la unidad de negocio de especialidades quirúrgicas dentro de la División Médica y sus perfiles dentro del área de ventas como responsables de una zona territorial asignada son las posiciones que principalmente estamos reclutando, aunque existen otras áreas donde posiciones como las de ingeniero son también muy necesarias para otros negocios.

Los perfiles son principalmente licenciados de diferentes ámbitos en función de las necesidades de la compañía. Al ser una compañía organizada por Divisiones, en función del negocio, suelen haber unos perfiles predominantes. Por ejemplo, en la División Médica podemos tener licenciados en farmacia, enfermería y ADE o ingenieros y licenciados en biología en la División Científica (Microscopía e Industria).

¿Cómo funcionan vuestros procesos de selección?

En nuestros procesos de selección, los criterios pueden variar dependiendo del perfil que tengamos que contratar. Olympus es una empresa muy diversa y especializada en sus diferentes líneas de negocio por lo que debemos tener flexibilidad y visión de lo que queremos contratar con el fin de identificar competencias y aspectos claves para la elección del mejor candidato.

El punto de partida siempre es definir el perfil profesional junto con las competencias asociadas al puesto de trabajo y todas aquellas peculiaridades más singulares (área asignada, clientes, equipo, etc.). No obstante, siempre incidimos en unos criterios transversales en todos los procesos, eje común de la cultura Olympus y que son: motivación al cambio, perfil requerido y trabajo en equipo.

Miquel-Àngel Garcia / Olympus / AQ Award / AdQualis

Miquel-Àngel Garcia

¿Cuál es la receta de la firma para captar el mejor talento del mercado?

Olympus transmite valores, innovación, confianza y cuidado por sus trabajadores y clientes. Entendemos que los trabajadores son el mejor activo de nuestra compañía y, aunque ya estemos certificados como empresa «Top Employer», desde nuestro departamento de RRHH no cejamos en implementar procesos y áreas de mejora con el fin de seguir mejorando y que los candidatos conciban nuestra compañía como un lugar donde van a poder formarse y seguir desarrollándose cada año. Somos exigentes, valoramos el esfuerzo y el buen ambiente en el que se trabaja. De hecho, este es uno de los aspectos que nuestra encuesta bianual recoge como uno de los puntos fuertes de la compañía. Estoy convencido que esta imagen se traslada a clientes y proveedores ya que Olympus transmite esta preocupación por nuestro equipo dando una imagen de futuro y calidad como lugar de trabajo.

¿De dónde beben vuestras políticas de recursos humanos?

Nuestras políticas están muy vinculadas a la cultura japonesa, de donde proviene Olympus. Se basan en la relación a largo plazo con los empleados, por lo que los valores básicos son el respeto, el desarrollo de las personas y el valor de la justicia. Fomentamos escuchar a nuestros empleados para poder mejorar cada año, en donde la diversidad sea una de las claves de nuestro éxito y todos puedan sentirse en una atmósfera abierta, honesta y sensible a las necesidades de cada uno. Defendemos el concepto de meritocracia, o el reconocer el trabajo bien hecho.

Olympus tiene una cultura donde se cuida mucho al trabajador y además tiene un ambiente de trabajo donde se mezcla la profesionalidad de una empresa multinacional con la personalidad de una empresa próxima donde el empleado es realmente el mayor activo de la Compañía. Tenemos salarios muy competitivos, además de tener gran cantidad de beneficios sociales y medidas de conciliación con la vida personal. Además, potenciamos el desarrollo constante de los profesionales dentro de la compañía.

¿Qué iniciativas impulsa Olympus para impulsar el potencial de sus equipos?

En primer lugar, impulsamos la participación o el liderazgo en proyectos internacionales. Paralelamente también fomentamos un feedback regular sobre las competencias del equipo y áreas de desarrollo vinculado a la creación de un espacio de aprendizaje en su trabajo, con compañeros o formación presencial. Asimismo, fomentamos la creación de proyectos transdivisionales y las formaciones de competencias de liderazgo.

Su trayectoria en Olympus es larga. Desde su punto de vista, ¿qué debe favorecer una compañía para contar con el compromiso de sus equipos durante tanto tiempo?

Efectivamente, hoy en día el reto no sólo está en atraer talento si no en retenerlo. El periodo de aprendizaje y la inversión de la compañía en la formación inicial de nuestros colaboradores son muy elevados y nos esforzamos en que nuestros empleados se sientan a gusto y motivados durante el máximo tiempo posible. Para ello ofrecemos les ofrecemos el máximo espacio posible para que puedan desarrollarse aportando sus propias soluciones a los problemas que hay que resolver. Aportamos visión clara a corto y medio plazo, reconocemos el trabajo realizado, les ayudamos a desarrollarse y nos focalizamos en el cuidado de las personas y de su equilibrio personal y laboral. Opino que una parte importante del atractivo de Olympus es la continua evolución y el ritmo vivo, que atrae a todos aquellos que sienten pasión por lo que hacen.

¿Hasta qué punto debe la dirección de una empresa implicarse para ayudar al desarrollo de la plantilla?

La dirección de una empresa ha de dedicar la mayor parte de su tiempo al desarrollo del equipo y convertirlo en su principal objetivo ya que comprende en sí mismo todo el resto de objetivos. Las mejores estrategias fracasan si el equipo no está preparado, alineado y comparte los valores en los que la empresa se basa para avanzar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad