Los 10 mandamientos para aterrizar con buen pie en un nuevo cargo directivo #AdQualisrecomienda

Asumir un nuevo cargo directivo es una responsabilidad y supone todo un reto. Por eso, es indispensable saber gestionar bien la situación. En el artículo que recomendamos hoy, de IESE Insight, Guido Stein explora esta cuestión desde una perspectiva muy pragmática y expone un decálogo para asumir un nuevo cargo directivo con éxito.

Los 10 mandamientos para aterrizar con buen pie en un nuevo cargo directivo

  1. Prepara el terreno

Asegúrate de que tienes todos los conocimientos que necesitas y de que conoces bien tu entorno.

  1. Prioriza

Céntrate en un número limitado y realista de objetivos, ya que es el secreto para lograr éxitos concretos en poco tiempo.

  1. Identifica el talento

Valora las aptitudes de cada uno de los miembros de tu equipo antes de formar grupos de trabajo: ganarás eficiencia y obtendrás mejores resultados.

Los 10 mandamientos para aterrizar con buen pie en un nuevo cargo directivo

Imagen: Pixabay

  1. Sé realista

Limita tus objetivos para lograr que tu equipo concentre su atención y sea más creativo y productivo.

  1. Actúa con prudencia, pero con decisión

No tomes decisiones precipitadas, pero tampoco dejes que el miedo al fracaso te juegue una mala pasada.

  1. Párate a pensar

Acostúmbrate a recapacitar sobre tus actos y acciones, y a apoyarte en el juicio de tus compañeros para calibrar correctamente el efecto de lo que transmites.

  1. No pierdas la visión global

Mantén una visión panorámica sobre lo que sucede en el mercado para anticipar tendencias, oportunidades y retos.

  1. Trabaja las alianzas personales

Teje una red de contactos que te permita ensanchar tu visión, contrastar la información o, simplemente, ampliar horizontes.

  1. Sé empático y usa tu inteligencia emocional

Potencia tus competencias emocionales e intenta que la adaptabilidad, la escucha activa, el autocontrol, la empatía y la persuasión estén en tu lista de aptitudes personales.

  1. Lidera con ejemplo

Sé coherente con tus acciones y palabras, y asegúrate de que haces lo que predicas en todo momento.

En definitiva, este artículo pretende demostrar que, aunque asumir un nuevo cargo directivo no es tarea fácil, existen medidas que pueden ayudar a abordar este reto con éxito.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad