Siete consejos para mejorar nuestra empatía #AdQualisrecomienda

La empatía es un ingrediente fundamental para los líderes pero no todos sabemos gestionarla de una manera eficiente. Lo cierto es que un equipo unido y confiado siempre rendirá mejor y, por eso, es importante conseguir el ambiente adecuado. Hoy os recomendamos este artículo del Huffington Post que enumera algunos consejos para mejorar nuestra empatía:

Escuchar y no interrumpir

Escuchar con total sinceridad es todo un reto. A menudo esperamos cualquier oportunidad para dar nuestra propia opinión, aun cuando no es necesario. Nuestros interlocutores deben sentirse comprendidos y, por eso, es importante que escuchemos todos sus argumentos antes de plantear los nuestros.

mejorar nuestra empatía AdQualis Human Results

 

Estar completamente atentos

Es difícil no estar pendientes de los mensajes Whatsapp, el correo eléctrico o la última actualización de Facebook más de diez minutos. Sin embargo, para mostrar empatía es importante que mostremos una atención total por la otra persona.

Sonreír abiertamente

Para mejorar nuestra empatía, las sonrisas son contagiosas. Y es que sonreír libera compuestos químicos positivos en el cerebro, activa el centro de recompensas cerebral y mejora nuestra salud. Por eso, una buena sonrisa es un gran favor para nuestro interlocutor y para nosotros mismos y creará un ambiente más distendido y sano.

Llamar a nuestro interlocutor por su nombre y animarle

Alentar a la gente es tan fácil como asentir sinceramente con la cabeza mientras hablan en una reunión. Este simple gesto, así como usar su nombre de pila, puede sentar las bases de la construcción de la relación.

Intentar empatizar con gente con la que no estamos de acuerdo

Empatizar con gente afín a nuestro pensamiento es sencillo pero, ¿y si alguien tiene opiniones totalmente opuestas a las nuestras? Una buena manera para comprenderles es atender completamente a sus argumentos y preguntarles cómo han desarrollado esa idea o que nos den más detalles. Así, podemos conocer en profundidad sus opiniones y entenderlas, aunque no las compartamos.

Brindar un reconocimiento sincero

Debemos abandonar el mensaje de ánimo “buen trabajo” y optar por muestras de aliento específicas que pongan en valor el trabajo real de cada persona. Si nuestro entorno siente que realmente conocemos su esfuerzo, será más fácil que ganemos su confianza.

Retarnos para tener una conversación más profunda con nuestro compañero

Entender el punto de vista de la gente que nos rodea requiere mantener conversaciones que vayan más allá del tiempo o el tráfico. Esto no quiere decir que debamos preguntar a nuestros compañeros por comprometidos temas privados, pero sí que busquemos temas de conversación de interés para ambos. Una buena fórmula para conseguirlo es empezar por compartir experiencias y perspectivas personales y ver cómo reacciona la otra persona.

Imagen: Wikimedia Commons

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad