Cómo mejorar el perfil en Linkedin para ser localizados (1)

Completar el perfil (ESTAR en Linkedin)

Si disponemos de un perfil en Linkedin completo ya disponemos de un 50% del trabajo realizado. Aquí veremos como mejorar el perfil para ganar notoriedad en esta red.

Esta red, cuando activamos el modo > Perfil >> Editar Perfil, nos fijamos en un círculo que se halla en el área superior derecha y que nos indica estas opciones de progreso en nuestro perfil:

  • Beginner: Tenemos muchos retos por delante. De momento no es fácil que nos encuentren
  • Intermediate: Representamos la media. Nos queda menos, pero aún hay que trabajar
  • Advanced : Estamos algo por encima de la media, pero con poco más llegaremos lejos
  • Expert: Faltan pocos metros para alcanzar la cima. Es más fácil aparecer en búsquedas
  • All-Star: Ya estamos en la situación óptima en cuanto a encontrabilidad y afinidad con la búsquedaBlog AdQualis Linkedin completar perfil All-Star

Buenas noticias: Para ser un All-Star hay que seguir sólo diez consejos sencillos:

    1. Ser claros y concisos con el nombre y apellidos. Javier López hay miles, Javier López Menárguez hay menos. Pongámoslo fácil.
    2. Añadir una foto de perfil. Que muestre cómo somos, sin elementos superfluos (mascotas, pareja, familia). Con definición suficiente y con imagen (vestimenta, peinado, accesorios) acorde a la posición que ostentamos o queremos ostentar. En EEUU hay que enseñar los dientes, en Europa una sonrisa sincera es suficiente.
    3. Historial Profesional: Un listado 2 o más posiciones profesionales, junto con las descripciones de esas funciones. En caso de estudiantes, listar las prácticas realizadas o TFG (trabajos de final de grado). Tratar de que las fechas sean lo más exactas posibles, ya que facilitarán la conexión con profesionales con los que hayamos coincidido.
    4. Skills / Habilidades: Detallar 5 o más habilidades en el perfil. No es un punto difícil, ya que se incluyen las habilidades hard (especializaciones, formación, tecnología) como las soft (comunicación, portavocía, idiomas…). En caso de duda lo mejor es pedir feedback directo a familiares, amigos, compañeros de estudios, clientes, colegas de trabajo…). Este punto es de vital importancia para nuestra marca personal, ya que las validaciones de habilidades las hacen terceras personas, lo que aumenta su valor.
    5. Extracto. Escribir un resumen acerca de ti. Cuál es tu propuesta de valor (qué ofreces a quien te contrate o subcontrate), qué avala tu propuesta de valor (logros, formación, experiencia, marcas para las que hayas trabajado), qué diferencia tu propuesta de valor (metodología, forma de enfocar y resolver los problemas, empatía, disciplina, responsabilidad…). El extracto no tiene como misión repetir los lugares en los que nos hayamos formado o en los que hayamos trabajado, se trata de nuestra oferta profesional.
    6. Redactar un buen titular profesional que indique claramente nuestra propuesta de valor. Si además trabajamos para una empresa de mucho prestigio, podemos incluirlo también aquí. No se trata de escribir un cargo (CEO, director…), eso ya sale luego en la descripción de la experiencia, se trata de escribir cuál es nuestra especialidad o qué problema resolvemos: Por ejemplo, en RR.HH: “Añado valor a las organizaciones atrayendo talento único”.
    7. Completar el lugar en que residimos y nuestro sector de actividad. Muchas de las búsquedas en Linkedin se basan en esos parámetros, así que sin ellos será difícil ser localizados. Para ello ir a  > Editar Perfil >> completar justo debajo del titular profesional
    8. Añadir la formación y especialidad estudiada: escuela, instituto, Universidad. recordemos que Linkedin acepta perfiles a partir de 13 años. Todo suma, y los 6 grados de separación se reducen añadiendo datos.
    9. Tener 50 o más contactos. Con menos que eso es difícil crear una red efectiva. No se trata de enviar invitaciones a ciegas, pero para empezar seguro que entre compañeros de escuela, instituto, universidad, equipo deportivo y colegas de trabajo ya llegamos a los 100.
    10. Ser miembros de algún grupo. También seguir alguna empresa o alguna persona influyente. Pertenecer a cualquiera  de los 2 millones de grupos que hay en esta red nos puede ayudar a entrar en foros, conocer virtualmente a personas y abrir oportunidades.

Y ahora la pregunta clave: ¿Es suficiente ser All-Star para ser 100% encontrables en nuestra especialidad? No del todo, y por eso os invitamos a leer la segunda parte de esta serie titulada: “Activar el perfil (SER en Linkedin)”, con consejos sobre interacción con los demás miembros, networking, publicación de documentos, posicionamiento profesional y SEO (uso de palabras clave para facilitar las búsquedas). Mejorar el perfil en Linkedin no es una quimera. Os esperamos en breve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad